03,03,456

05Jul11

Mi relación con el teléfono es un poco rara. He sabido, bajo ciertas circunstancias, hablar durante horas con alguien. A veces contenta, y a veces sufriéndolo. Pero fuera de algunas conversaciones con gente conocida en las que me puedo enganchar hasta que me duele alguna combinación de oreja, mano, y brazo, soy medio reacia al teléfono. Ya sé que es mucho más rápido que otros medios, y ese es justamente mi problema. Hay cosas para las que está bueno, pero para la mayoría de las cosas prefiero el multithreadismo y el asincronismo que me permite hablar con más de una persona a la vez y pensar antes de contestar, que me dan el chat, el sms o el mail.

Esta aversión a la interacción telefónica con otros seres me hace siempre quedar mal a la hora de requerir algún servicio: turnos, taxis y deliveries no me caen más simpáticos por necesitarlos. Por celular, además, mi política es inflexible: número que no conozco es raro que atienda, y si llaman desde número privado, ni en pedo.

Acostumbrada a varios años de teléfono con contestador (ie, mirarnos con mi hermana y entender que si ninguna estaba esperando una llamada, que hable con el aparato grabavoz) y después de un año sin fijo at all, fue raro mudarme a un lugar donde el teléfono suena o.O Por política, de nuevo, siendo que casi nadie tiene este teléfono (ie no es para mí), ni atiendo. Así me perdí un par de ‘sorpresas’ de la tru desde .ca, pero bueh. Como me pone nerviosa hasta que suene, la mayoría del tiempo lo tengo directamente desconectado :D

La semana pasada decidí probar qué pasaba si atendía. So far, cuento un telemarketer (de telefónica), una encuesta sobre actualidad que no lleva más de 5 minutos contestar (pero que igual decidí no contestar), dos equivocados (de alguien que buscaba a un alguien, ya me autoprometí que si vuelve a equivocarse le invento alguna historia divertida :P) y hoy me tocó llamada de @gabicerruti que me dijo un montón de cosas. Pero yo pensé que esos llamados eran en serio, al final es otra telemarketer, beh.

Bueno, al parecer no me estaba perdiendo de tanto. Creo que voy a volver a desconectarlo :P



3 Responses to “03,03,456”

  1. 1 diegoM

    pero al fin, el silencio es total, porque al fin… decidí descolgar… y ahora estoy libre ya me puedo sentar a descansar…

    (Vivitos y coleando, ‘suena el telefono’)

  2. 2 Tru

    bueno, yo ya no voy a poderte sorprender desde .ca :(
    (me acuerdo los ratos perdidos marcando infinitos números!)

    Otra cosa importante es la política de no atender mientras se está almorzando/cenando. Para mí, es una de las leyes más sagradas.

    • 3 juyis

      jiji ahora me podés sorprender desde acá que tenés redial y es fácil! ;)
      y el teléfono fijo ni da atender en momentos inoportunos como almuerzo, cena, o domingo a las 9 ;)


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: