La belleza de lo simple

16Mar09

O, también, la riqueza de lo simple :)

Adobé en unos minutos unas provoletas con orégano, ají molido, tomillo y aceite de oliva y después de otros minutitos al horno, ya doraditas y crocantes, las sacamos y disfrutamos.

Facilísimo y riquísimo, ¿qué más se puede pedir? :)

Anuncios


2 Responses to “La belleza de lo simple”

  1. 1 Seba

    Por dios! no hay cosa mas rica que las provoletas con ajo y aceite de oliva!..

    Que ricoooo.. voy a ver si consigo el queso y lo hago


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: